Oh Colombia

¡Deshilváname ese ovillo de problemas que me has presentado!

¿Cuál es el dolor, el morbus fundamental  tuyo?

Muchos observadores forasteros han  nombrado los factores extraordinarios que caracterizan el país: -una topografía  extrema de contrastes que ha hecho casi intransitable su territorio hasta  la era moderna; se destacan cuatro zonas de mayor importancia(cada una con una evolución separada): la costeña con las ciudades Cartagena, Santa Marta y Barranquilla, la caucana con su capital Cali, la antioqueña con Medellín y la reinosa con la la capital Bogotá; su sabana y el alto Boyacá.

La presencia de multiples zonas climáticas que reune todos los climas – del trópico al ártico – sobre un solo territorio nacional; -la biodiversidad única y ejemplar que ha fascinado exploradores europeos como Alexander von Humboldt, que hace posible una alta productividad agrícola propicia para monocultivos de café, bananos, azúcar, aceite de palma, arroz y tabaco, además de la ganadería extensiva. Todo eso nos recuerda  también múltiples problemas y adversidades; -una población mestizada casi completamente, pero con extrema diferenciación de una región a otra y con escasa inmigración moderna del elemento europeo limitada a la Costa y regiones especiales como Bogotá y El Valle; -una economía con predominio del sector externo: exportación de materia prima e importación de productos manufacturados. Ese carácter de dependencia económica, establecida desde los tiempos de la colonia, ha sido reducido notablemente, pero sigue vigente para la mayoría de los productos técnicos; -una sociedad clasista ( no racista ) con numerosas subdivisiones, pero con ausencia de una clase media predominante como en sociedades de Europa. La aristocracia de la época colonial se transformó en oligarquía plutocrática de poco más de ochenta familias o clanes. La ausencia de un desarrollo industrial orgánico impidió la aparición de una importante clase obrera; su presencia social   y organización política son escasas; -una oligarquía social y política ejerce el controlsobre las instituciones estatales y administrativas y actúa por medio del bipartidismo desde la Independencia:

El día 10 de Agosto de 1819 entra el Libertador Simón Bolívar triunfante en Santa Fé de Bogotá . En el mismo año, en la ciudad de Angostura situada sobre las márgenes del río Orinoco es procla mada la República de Colombia  y Bolívar como Presidente. El congreso constituyente de Cúcuta en mayo de 1821 organiza jurídico y políticamente la República de Colombia y nombra al General Francisco de Paula Santander gobernador de la Nueva Granada ( actual Colombia ).
—El bipartidismo se mostrará como elemento clave para entender los problemas del país.

La rivalidad entre Bolívar y Santander marca el comienzo de la tradición bipartidista . Las tendencias liberal y conservadora se concretizan lentamente a través de numerosas guerras civiles e infinitos conflictos menores hasta encontrar en 1922 organización, programa y personajes políticos en el liberal Benjamín Herrera y el conservador Pedro Nel Ospina; ambos tratan de llevar los enfrentamientos sobre el camino democrático. Sin embargo, se había establecido una organización estatal  reducida a una mínima presencia que, debido a la constante lucha por el poder entre ambos grupos, dejaría la hacienda del  estado en   precariedad permanente. La recaudación ordenada de impuestos fue un proyecto imposible. El eterno déficit fiscal  hizo imposible realizar inversiones estatales en cualquiera de los campos ordinarios de una administración pública ordenada.

Eso quedaba reservado como botín a los inversionistas y especuladores extranjeros: –trenes – capital inglés,– teléfonos – capital americano,– servicios de agua y desagüe – capital belga, — navegación fluvial y transporte aéreo -alemanes. —Y esta situación básicamente continúa hasta la actualidad: — aeropuertos, banca, transportes y aseos – capital español; —empresas multinacionales– omnipresentes en el panorama nacional:– servicio de electricidad, construcción de puentes y la totalidad de la actividad minera, petrolífera, pesca y hasta hotelería y turismo. . El estado colombiano siempre ha mostrado su inexistencia fuera de épocas de elecciones. Las elecciones siempre se las disputan los mismos: conservadores y liberales, los azules y los rojos. Colores que no transportan la misma carga ideológica que tienen en la tradición europea. Había candidatos conservadores que se proclamaban socialdemócratas y liberales que defendían los principios de ley y orden. Las ideologías de uno y de otro grupo nunca están claramente diferenciadas. Tampoco representan intereses de distintas clases sociales. Tanto, en el Partido Liberal como en el Conservador, hay terratenientes y comerciantes que ambos defienden una política económica que atribuye a los paises latinoamericanos la función de ser productores de materias primas y  agrícolas y consumidores de manufacturas de las metrópolis industriales. Sin embargo, su orígen lejano todavía ilustra el conflicto entre realistas y criollos patriotas de la Guerra de Independencia. Cuando este conflicto quedó resuelto había quedado suficiente discrepancia en materia religiosa y educativa para nutrir nuevas guerras. La tradición liberal se identificaba con los principios laicos del liberalismo europeo pidiendo la separación de la iglesia y del estado, la reducción del poder económico de la iglesia que le daba el hecho de ser la principal propietaria de las tierras.

Los conservadores defendían la unión íntima de las dos potestades y consideraban la doctrina católica como elemento básico del orden social y político. Conforme con que iban integrándose nuevos grupos en la vida pública, estos se acercaban a  las dos agrupaciones ya establecidas desde el orígen mismo de la nación. Los partidos se volvían policlasistas porque reunían entre sus afiliados miembros de todas las clases sociales. En este sentido fue vigorasa la influencia de Francia sobre los liberales en el siglo XIX. Los conservadores se orientaban hacia las manifestaciones de la política reaccionaria y antirrevolucionaria de la misma época. Las estructuras sociales de la época colonial se habían mantenido en gran parte, sobre todo en el sector agrícola, debido al papel predominante de la iglesia como principal propietaria de  tierras laborables. A pesar de las profundas diferencias entre las regiones no se establecieron partidos locales o regionales como sucede con frecuencia en Europa. Durante todo el siglo XIX “el pueblo“, es decir la inmensa mayoría, constituida por indígenas, esclavos y mestizos carecía de toda representación política. Derecho a voto tenían sólo personas alfabetas que tenían bienes de fortuna.

Bajo estas condiciones se estableció el Partido Liberal radicado principalmente en el ambiente de la ciudad y el Conservador  en el medio rural.  Mientras el Conservador se consideraba un movimiento político donde la práctica y la experiencia predominaban, el Liberal se mantenía abierta a las influencias de teorías políticas que llegaban a Colombia desde el exterior.
Sobre este camino se infiltraban  principios del socialismo europeo porque  ciertos sectores liberales (casi exclusivamente intelectuales, universitarios) absorbían elementos teóricos del socialismo y reflexionaron sobre cómo aplicarlos a la realidad colombiana. Pero existía otra seña de identidad, que parecerá puramente decorativa, pero en un medio cerrado, sin comunicación internacional, posee gran importancia : Conservadores solían ser  “guaches“ gente de ruana, vistiendo al estilo de la tierra. La prenda ideal para los climas fríos andinos era la ruana, la media capa castellana. Liberales solían presentarse  “cachacos“, vestían a la moda europea  demostrando así su disposición a la novedad y al cambio. Ambos hábitos eran motivo para un profundo desprecio mútuo. Naturalmente en las zonas de clima tropical eso no tenía la misma vigencia. Sin embargo, ahí existían distinciones discretas también.

Hay eventos que marcaron profundamente la historia política del país durante la primera mitad del siglo XX:
1.    1. En 1904 Colombia pierde su provincia Panamá. Allí EEUU construye y administra su canal interoceánico. Los proyectos colombianos se marchitaron demasiado tiempo en los archivos ministeriales. Se manifiesta la presencia imperial de la gran potencia hegemonial del norte, una presencia que se deja ver en todo el país y manda lo que hay que hacer. En la  Segunda Guerra Mundial Colombia declara la guerra a Alemania y colabora con el ejército americano a través de la venta a precios casi regalados de víveres, café, etc.

2. En Diciembre de 1928 sucede la matanza en la Zona Bananera Los hechos ocurrieron durante el mandato conservador y tuvieron lugar en la ciudad de Ciénaga, situada en la costa del Caribe entre las ciudades Santa Marta y Barranquilla. En Ciénaga se embarcaban los bananos producidos en la Zona Bananera cercana. La United Fruit Company suministraba bananos a los mercados en EEUU.

Para aplastar una huelga de los trabajadores del sector bananero, un destacamiento del ejércto colombiano abrió fuego sobre los numerosos asistentes de una manifestación delante de la estación ferroviária de Ciénaga. Hubo numerosas víctimas. Pero el resultado peor era el recrudecimiento de un estado febril de guerra civil, una nueva era de la violencia general en todo el país. El año 1928 marca una intercepción en la política interior de Colombia: Los “gringos“ se fueron y buscaron áreas de control más fácil, en Honduras, Nicaragua y Costa Rica. En Colombia los partidos se radicalizaron y llegó a destacarse Jorge Eliécer Gaitán en el Partido Liberal. Gaitán era demagogo y populista sin una clara visión de lo que quería hacer con el poder que deseaba obtener a través de la urnas. Predicaba contra las oligarquías y por los intereses del pueblo. Todo eso quedaba muy vagamente definido, pero tuvo una  tumultuosa acogida entre la masa enpobrecida.

2.    3. Ante el peligro de una posible victoria electoral de Gaitán, sus enemigos optan por el asesinato: El 9 de Abril de 1948 Gaitán cae asesinado en el centro de Bogotá. La consecuencia es una insurrección popular en todo el territorio nacional, muy notable en Bogotá, donde se recuerda hasta hoy “el Bogotazo“. La capital del país se hundió en una orgia de caos y anarquismo. El resultado político era un gobierno ultraconservador de Laureano Gomez que desató una violencia represiva sin precedentes sobre el país con cientos de miles de muertos. Laureano Gomez proclamaba la guerra sin cuartel contra comunistas y masones, se consideraba admirador y amigo del general Franco y logró el apoyo de EEUU al enviar un destacamento colombiano a la guerra de Corea, “el Batallón Colombia“. Su proyecto de una constitución corporativista al estilo de España franquista no se realizó porque  en 1953 el general Rojas Pinilla realizó el golpe de estado que cortó en seco el proyecto del extremismo conservador para reemplazarlo temporalmente por un “gobierno militar de concentración nacional“.

El breve régimen de Rojas Pinilla no captó las voluntades de los grupos políticos tradicionales. Además, el ejército no tenía tradición golpista como los militares de otras naciones sudamericanas; sus cuadros eran demasiado vinculadas con la oligarquía tradicional.

3.    4. Así, en 1957 es reemplazado por el Frente Nacional: Por cuatro períodos de cuatro años los partidos liberal y conservador iban turnándose en la presidencia, repartir por mitades los cargos de gobierno como los asientos en el Congreso. En realidad, con este pacto se hacían supérfluas las confrontaciones tradicionales, pero las elecciones también se vieron reducidas a una farsa. Y ahora la lucha política se intensificaba en otra parte: El radicalismo juvenil, inspirado en la gesta de Fidel Castro, comenzó a ocupar el escenario de la oposición, ya que dentro del sistema del Frente Nacional no tenía cabida.

Comenzaron los choques con el ejército y se establecieron los diferentes grupos de guerrilla: FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia), ELP (Ejército de Liberación Popular), FLN ( Frente de Liberación Nacional) y el M19 (Copia de los Tupamaros de Uruguay). Todos estos grupos eran de inspiración marxista con un apoyo discreto de cristianismo de base. La muerte del padre jesuita

Camilo Torres como activista guerrillero en combate lo demuestra. En realidad sólo el Partido Comunista de Colombia había logrado cautivar algunos votos entre obreros y campesinos. En un principio, la guerrilla era netamente un asunto de estudiantes revolucionarios que se tomaron por el proletariado mismo confundiendo lucha de clases con pedreas y motín urbano. El comienzo no era muy diferente de las revueltas juveniles europeas.

Pero al comenzar la actividad armada, las consecuencias eran otras: En el vasto sector agrario todavía existían restos de una guerrilla más antigua, producto  de la violencia endémica secular. Guerrilleros y bandoleros coexistían en confusa  relación. Manuel Marulanda, alias Tirofijo, capo de las FARC es un ejemplo de esta mutación. Había experimentado todos los papeles que las circunstancias le ofrecían. Con el control sobre el mercado de la droga, la guerrilla ha obtenido poder económico y es capaz de enfrentarse a las fuerzas del Estado abiertamente.

En los años 70 quedó suspendido el pacto del Frente Nacional. Nuevamente compitieron conservadores y liberales por los votos de los ciudadanos. Una constitución democrática garantiza los derechos civiles de los ciudadanos. Presidentes conservadores y liberales se han destacado por la entrega y la sinceridad de su dedicación para remediar los problemas del país. El gobierno conservador de Belisario Betancour logró pacificar el grupo guerrillero M 19.

El método era el mismo que siempre se había aplicado para suavizar diferencias sociales y políticas: Participar a los adversarios en el poder. Ya que a un enemigo no se le puede vencer por las armas que lo haga el dinero o la vanidad, que se satisfaga su deseo de protagonismo social. Pero, que en el fondo todo quede igual. Lo que fue posible con el M19 no ha podido repetirse con los otros grupos. No han podido ser debilitados lo suficiente para tener que negociar. Los inmensos ingresos por el negocio de la droga les permite una autonomía inaudita. No escasean de medios, armas y gente desesperada reclutada entre los marginados sociales.

Así, la violencia no ha dismunuido sino aumenta: “Cada año 34.000  treintaycuatromil personas mueren, son víctimas de acciones violentas, criminales y políticas. Colombia tiene la cuota más alta de homicidios del mundo. Durante los últimos cinco años 16.500 personas han sido secuestradas y dos millones de personas fueron expulsadas de sus hogares; son fugitivos en su propio país.“

Así explica Alvaro Uribe, presidente actual, la situación para pedir ayuda a la comunidad internacional. El periodista colombiano arriesga su vida, igual que el juez, el fiscal y naturalmente cada policía o soldado que hace el servicio militar  que es obligatorio para los pobres; los hijos de los ricos, mientras tanto, hacen un master en EEUU. Carlos Castaño, jefe de una de las contra -guerrillas, en una entrevista dijo la frase esencial:

“Soy hijo de la violencia, y como tantos colombianos no he conocido otra cosa.“ Resumen: Desde la época de la  colonia se observa que una confrontación entre dos grupos sociales monopoliza la lucha por influencia y poder. Cuando desaparecen unos actores al haber perdido o ganado la contienda,enseguida se presentan nuevos combatientes. No se ha podido controlar  y legalizar esta controversia por la vía democrática. La ausencia de los instrumentos estatales como pacificadores hace que la confrontación degenera en violencia que destruye los recursos humanos y apaga la creatividad de la gente. La lucha por sobrevivir reemplaza la lucha por crear una vida mejor.Colombia es un ejemplo patente, como una nación al ser llamada a ocupar y desarrollar uno de los solares más bellos y prósperos del mundo entero, se autodestruye.

Un amigo colombiano me ha contado el siguiente cuento:
“Cuando Dios había terminado la creación, quedó satisfecho. Así lo cuenta la Biblia.
Pero hay otra versión: Los ángeles llegaron a manifestar una protesta:
–A su Santidad se le ha ido la mano. Hay un rincón de la tierra que es más bonito que lo que nosotros tenemos en el cielo,aburridos y metidos entre nubes blancas y palmeras doradas.

¿No era esto exagerado por dárselo a unos desgraciados?
–No se preocupen– contestó el Señor Dios, –se lo he dado a los colombianos.“

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: