La Escuela

Otra vez, La Escuela:

No conozco la situación de la educación en España para atreverme a opinar acertadamente sobre disposiciones vigentes.

Sin embargo, manifiesto mis convicciones: ( Durante 10 años fui director de un instituto de educación secundaria privado en Colombia y durante 15 años director de un instituto público de estudios secundarios para adultos en Alemania)

1.    1. ¿Por qué el Estado tiene que ser educador de la juventud? ¿Está realmente comprobado que lo haría mejor que entidades privadas? La experiencia en aquellos paises europeos donde el Estado con exclusividad organiza y desarrolla el sistema educativo generalmente es negativa y no debe invitar a imitación.

Toda monopolización es infértil e improductiva.

Basta que el Estado sea el supervisor de los programas de estudios, garantice igualdad de condiciones de estudios y de rendimiento académico; así impedirá la selección social por el dinero y la influencia de los padres de familia; obligará a las instituciones educativas a cumplir un programa de becas complementario para que nadie quien tenga voluntad y talento se quede atrás por simples razones económicas.

2.    2. ¿Por qué oponerse al elitismo, tan sonado negativamente? Elitismo no es idéntico a la selección social, donde el incapaz y el inútil reciben premios por el dinero que Papi posee.

El elitismo académico es imprescindible para cualquier sociedad y muy especialmente para las democracias.

Toda sociedad que descuida este aspecto lo pagará a corto o largo plazo con estancamiento y descenso de los niveles académicos, tecnico -científicos, económicos y socioculturales.

La educación debe premiar el esfuerzo, el talento y la creatividad, y además la responsabilidad social del estudiante.

De ello depende el futuro del bienestar general, que es tanto individual como colectivo.

No se escucharán las lamentaciones de los que generalmente hacen uso de un vocabulario seudoprogresista para denunciar el fracaso escolar de unos para reprochar elitismo a otros. La educación responsable no conoce vías fáciles y no deja triunfar al que no se esfuerza.

3.    3. Recomiendo apartarse de argumentos populistas y engañosas. Hasta ahora no se ha podido comprobar que estudiar y aun mucho estudiar le haya hecho daño a algun estudiante.

Premiar la entrega y el esfuerzo es virtud fundamental democrática y republicana.

La libertad, la entrega y el esfuerzo del ciudadano son gemelos.

Mantengamos eso con firmeza. No hay libertad sin riesgo. La Escuela no puede cambiar un ambiente estéril y negativo producido a diario por los patrones socioeconómicos reinantes.

Por eso la Escuela no debe degenerar en un taller de reparación social o en un parque temático de entretenimiento.

Esto precisamente ha sido el triste destino que las escuelas del Estado han tomado en otros paises bajo el mando de la respectiva politiquería.

Llegar a este estado de cosas es fácil, salir del marasmo y de la mediocre insignificancia es complicado y necesita a veces varias generaciones, tiempo en que los políticos que fueron responsables de ello ya se han despedido hacia la historia.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: